Un chico con una gorra se la casca después de recibir una llamada que le ha hecho fantasear. En la habitación de al lado, dos jóvenes rubitos nos ofrecen el polvo completo: mientras uno le come el culo, ¡el otro se chupa su propia polla! La mamada acaba con una auto-eyaculación facial. Después los dos chicos acaban con un snowball increíble: ¡un largo beso con el que se intercambian el semen con la lengua!

Mp4 standard
Mp4 mobile

De la película TOO CUTE TO BE STRAIGHT!, producido por Citi Boyz y dirigido por Steve Shay